3 de diciembre de 2005

Antes de levantarme

¿No sentís tristeza? Yo mucha. Ya incluyendo estos momentos nos damos cuenta y nos concienciamos de que estamos estudiando algo que nos va a robar más de lo que nos va a beneficiar. Seremos víctimas del miedo, de la inseguridad, de las eternas noches en vela, de las cortas noches de paz, del apuro de llegar a final de mes, seremos victimas del fracaso (eso seguro) pero también del éxito. Y cuando estemos exhaustos y nos flaqueen las fuerzas veremos claro que todo lo sacrificado no ha merecido la pena (o sí) pero no compensa.
¿Por qué seguimos en esto?