15 de abril de 2007

Lecciones

-Suéltame. Oh, gracias por ayudarme, pero ahora tengo mucha prisa. Por favor, déjame marchar.
-Has venido a contagiarme una enfermedad. Fuera hay muchos microbios y son malos.
-Soy una humana, tal vez ésta sea la primera vez que veas a alguien como yo.
-Ahí fuera acabarás enfermando. Quédate aquí y juega conmigo.
-¿Estás enfermo?
-Estoy aquí porque si salgo fuera enfermaré.
-Quedarte aquí es lo que hará que te pongas enfermo. Verás, alguien a quien quiero mucho está gravemente herido. Así que tengo que irme enseguida. ¡Por favor suéltame el brazo!
-Si te vas me pondré a llorar, y si lloro Baba vendrá y en cuanto te vea aquí te matará. Te romperé el brazo.
-¡Ay, me duele! Por favor, luego vendré a jugar contigo.
-¡No! Yo quiero jugar ahora.