15 de noviembre de 2010

Lector infiel: Prefacio

 

Últimamente no leo... De hecho, no leo prácticamente desde que llegué a la gran Tenochtitlán. No es que no me apetezca, que sí, pero yo no soy un lector casero, me gusta leer fuera, en el metro, en un café, en sitios que no tengan que ver con la rutina, que es mi casa (lo malo de ser freelance). Y hace un tiempo que vi un anuncio de "Página 2" (el programa) y me gustó, hasta me identifiqué cuando dice: "Tú infiel lector...".
Por que en el fondo sé que es verdad.

En fin, yo creo que realmente por eso este blog ha mermado en textos, no se puede escribir si no se lee. Es como lo que leí una vez en una mezcalería mientras estaba en el mingitorio con el cuento en la mano: 
"El que va a mear y no se pee, es como el que escribe y no lee".