4 de julio de 2011

Geisha Hipster

Geisha Hipster
Pasa con el tiempo que las cosas dejan de verse menos grises. Esta ilustración es un ejemplo de ello. Esta ilustración, soy yo, bueno metafóricamente hablando, claro. La imagen en cuestión fue hecha para algo que al final no surgió (cosa que me emputó bastante por el hecho de que era un proyecto del estudio en el que trabajo y a la cual le invertí de mis horas libres para entregar a tiempo), así que decidí terminarla con mi acabado personal, luego me informaron que se iba a emplear para otro proyecto (no me gusta que hagan esas cosas con mis ilustraciones, pero ya qué) así que con razón de más quería hacer mi versión. Cada vez veo más claro que soy más artista de lo que creía, cosa que me dejó perturbado porque el hecho en sí contradecía mi postura que siempre defendí a capa y espada. Con el tiempo me he vuelto más terco, eso no me sorprende, tampoco me sorprende que cada vez sea mejor en esto de la ilustración para servir a menos de medio tiempo en la tarea. Pero me sorprende darme cuenta de repente. Últimamente estoy pensando mucho en cosas así, aún estoy en el momento de decidir mi camino, y se aproxima el momento de hacer el volado: Águila o Sol (lo que viene siendo, Cara o Cruz). Se aproxima ese momento en el que todos toman la verdadera decisión que marca una vida (yo ya llevo de esas unas cuantas, pero se acerca la buena). ¿Este u oeste?