2 de agosto de 2011

El destino, al saberse, se suicidó


El eterno estertor de un destino en el que no creo.
¿O acaso es el estertor y eterno recuerdo de un incrédulo y burlón destino?