18 de julio de 2013

Yo, Jagger

Hace un año y medio se tuvo que sacrificar a mi perro, Jagger. Una enfermedad degenerativa de los huesos fue la razón. Lo hicieron sin yo saberlo, y creo que eso me dolió más que nada. Vale que yo no estaba en el lugar en ese momento, pero siento que merecía estar informado. 

Recuerdo que la noticia me dejó frío, no lo esperaba. Jagger tenía ya unos catorce años lo que tuvo una larga vida. Por ello, el hecho de que partiera, no me pesa tanto como el no haber estado al tanto de lo sucedido.

Se me vienen a la memoria esos paseos que nos dábamos cuando tanto él como yo éramos más jóvenes, y nos echábamos en los jardines bajo la sombra en esas tardes de verano...

Siento haberte fallado desde mi partida.
Te echaré de menos. Hasta siempre amigo.


Aquí Jagger y un servidor allá por el 2009 :)