6 de marzo de 2015

Una vez fui...

Soy un ser despreciable. No me gusta hacer amigos. Eructo en público siempre que puedo. Me tiro pedos en la piscina pública cuando estoy rodeado de gente. Me gusta hablar de la caca y esas cosas. También soy un pervertido y sé que terminaré siendo un viejo verde. Pero todo esto es cuando hablo que es donde se descubre que soy un completo capullo. Por suerte en mis blogs no puedo hablar y ahí es cuando gano puntos.

Gracias por leer esta estúpida presentación que ni yo sé qué sentido tiene. Pensé en hacerla en tercera persona pero me resultó un poco triste, y si hablo de mí poniéndome por las nubes en primera persona creo que quedo como algo más asqueroso que la descripción de arriba.

Por su tiempo, gracias.