29 de abril de 2015

Genio desatado

Déjame ir, déjame en paz

Yo antes solía acompañar mis ilustraciones con un texto, o en su defecto, subirlas nada más haberlas producido. Los años me hacen lento, o puede que simplemente me haya vuelto más ocupado. Si algún día tengo tiempo y ganas (últimamente no coinciden) os contaré un cuento.

Este es el "Déjame ir, déjame en paz", tiene casi dos años que  lo hice y conté con la colaboración del estimable Katsushika Hokusai y su obra "Monte Fuji con el cielo despejado".