5 de mayo de 2015

La clave

Lo tengo todo para fracasar. Ahí reside la tristeza de mi éxito. Mi mayor éxito es el haber fracasado en lo que más me ha importado. Triunfé donde los vencedores jamás pudieron hacerlo. Soy el ejemplo a seguir de quienes no quieren parecerse a mí. La risa del lodo. Mi corazón es indestructible porque ya es polvo diamantado. Puede que fracasar sea el fin de todo, pero cuando no lo es, se vuelve la clave para el éxito. Aunque ese éxito nunca esté destinado a llegar...