4 de agosto de 2007

Microcuento III

náufrago
Había decidido intentarlo. El sol se había puesto centenares de veces tras la isla... Empujó las ramas y troncos hacia la orilla, se subió a la balsa y se entregó a la azulada oscuridad de la Vía Láctea. Exponiéndose a que alguna luz intermitente le guiara.