23 de septiembre de 2008

El disgusto de un susto que era arbusto

Creyó haber visto algo entre los arbustos
pero qué disgusto
fue el comprobar que era el busto
de alguien que estaba muy a gusto
regalando sus sustos.

Ilustración de Inés Sanchez Nadal