7 de noviembre de 2011

¿Tuquitumí?

-¡Eh, tú! Estás en mi ventana. Vete.
-Yo no le veo el nombre por ningún lado. Vete tú.

-¿Cómo? ¿Tuquitumí? ¿Tuquitumi?
-¡Toma!

-¡Aaaaaaarg! ¡Maldito hijo de sardina!