3 de diciembre de 2005

Antes de dormirme I

Cuéntame un cuento chino o musulmán, o árabe o uno de esos celtas o de los indios o de los esquimales. Cuéntame un cuento. Que me desvele de malos sueños. Que me lleve por tierras lejanas. Por bosques encantados. Donde hadas y duendes quieran bailar conmigo, alrededor de mágicos fuegos y exóticas danzas. Que me lleven al olvido estos malos tiempos.